¿AYUDA CON EXPORTACIONES? CONTÁCTAME
El conocimiento es para compartirlo

Logística internacional

LA GESTIÓN LOGÍSTICA DE LA ECONOMÍA CIRCULAR EN CADA UNO DE LOS ESLABONES

Antes de entrar en el detalle de los diferentes insumos que se gestionan a través de la Economía Circular, en cada uno de los eslabones de la cadena de aprovisionamiento, conviene hacer una doble precisión.

Por un lado, conviene previamente clasificar los insumos que van a ser utilizados según su distinta naturaleza. De ello depende los diferentes modos de su participación en la Economía Circular.

Por otro lado, un análisis logístico ordenado requiere que este comience desde el final de la cadena. Para el caso que nos ocupa, el análisis logístico requiere que comience a partir de como son adquiridos y finalmente consumidos los productos alimentarios por el último eslabón, en este caso el consumidor.

Si como ya se ha apuntado, la mayor aportación que se puede hacer desde el sector agroalimentario a la Economía Circular es la reducción máxima posible en la generación de residuos y con ello reducir el consumo excesivo de los recursos naturales; razón adicional para empezar por este eslabón.

Una vez conocidos que se consume y, sobre todo, como se consume, estaremos en condiciones de saber como ir generando una producción, a lo largo de toda la cadena alimentaria, cada vez más ajustada a la demanda real.

Respecto a la clasificación de los insumos hay que distinguir entre los insumos procedentes de los mismos residuos alimenticios de los insumos que, no teniendo su origen en los propios alimentos, contribuyen a no consumir nuevos recursos de la Tierra sino a aprovechar recursos infinitos existentes, como el viento y la luz solar, para la generación de energía.

La gestión de los recursos ilimitados que nos proporciona la naturaleza también debe incluirse en el concepto de Economía Circular (tal y como ya he apuntado en otro de los artículos dedicados a la gestión logística de la Economía Circular en la Alimentación), en la medida que ello permite no tener que seguir obteniendo la energía de recursos limitados de la Tierra, como por ejemplo, los que se obtienen de los residuos fósiles.

Los productos agroalimentarios , una vez han llegado al final de la cadena alimentaria, sólo pueden volver a reutilizarse, como insumos alimenticios en forma de nutrientes biológicos.

En este artículo he querido, amodo introductorio de los artículos posteriores en los que analizaré eslabón por eslabón la gestión de la Economía Cirular en las cadenas de suministro de la alimentación; comentar algunos conceptos en cuanto a la reutilización de los desechos y como éstos son fuente de usos alternativos como por ejemplo, la obtención de energía.

Espero que también este artículo resulte de vuestro interés.

Los nutrientes biológicos son los que se gestionan a través de las técnicas de compostaje y la digestión microbiana. Se procesa la biomasa para recuperar nutrientes y fuentes de energía alternativa.

El segundo grupo de insumos lo constituyen las fuentes de energía alternativas a las que, de manera mayoritaria, se están obteniendo a partir del consumo de carbón y los derivados del petróleo.

Entre las fuentes alternativas de energía no sólo debemos están las que se obtienen a partir de las radiaciones solares, el viento o el movimiento del agua; también debemos incluir la que se obtiene a partir del estiércol del ganado criado en las granjas.

Tal y como ya se ha adelantado en el punto “Los modelos logísticos de la Economía Circular”, Los desechos orgánicos de 25 Tn de estiércol de ganado bovino generan 1.400 m3 de biogás, del cual el 62% es metano.

En este punto no debe descartarse que, en la búsqueda de una mayor eficiencia de la producción ganadera se incluya como una variable más del Big Data (que se comenta en el siguiente apartado) que dieta alimentaria, permite a los animales, no sólo mejorar la calidad y cantidad de producción sino, además, averiguar que mayor cantidad de metano es capaz de producir diferentes composiciones de estiércol.

A partir de este punto, además del concepto de producción animal, que actualmente utilizamos para referirnos al volumen de los recursos alimenticios que se obtienen de la explotación tradicional, vamos a utilizar otros conceptos como el de productividad total animal, por ejemplo; para referirnos, no sólo a la producción anima sino también a la cantidad de energía que puede obtenerse a través tanto del estiércol como de oras nuevas fuentes que puedan ir apareciendo.

Con esta clasificación no debe sobre entenderse que en todos y cada uno de los eslabones de la cadena alimentaria se van a gestionar todos estos recursos. Según sea  la posición del eslabón dentro de la cadena y según la función que desempeñe, permitirá una gestión más o menos global de la Economía Circular.

No es lo mismo la cadena alimentaria de los alimentos refrigerados que la de los alimentos frescos y, dentro de éstos, no existe el mismo nivel de Economía Circular entre las carnes frescas que entre el pescado fresco.

____________

La imagen se ha tomado de la Web: https://www.delitek.nl/


eBook Gratis sobre Comercio Exterior

Zúñiga Consultores

C/ Solano Botos, 5
49430 - Villaescusa (Zamora)
+34 633 321 723

Newsletter

eBook Gratis sobre Comercio exterior

© Copyright 2020 Zúñiga Consultores. Todos los derechos reservados.

Buscador